El retrato de los poderosos es un tema pictórico particular al que Tiziano contribuyó de manera admirable. Su modelo es probablemente Ferrante Gonzaga, joven noble que hizo una brillante carrera militar y fue condecorado por Carlos v. Tiziano desarrolla aquí una iconografía específica, basada en la imagen heroica de un guerrero para celebrar el poder del que gozaba el militar. Por su fecha, ca. 1530, es imposible que contenga cochinilla mexicana, la cual apenas estaba llegando a Europa. Sin embargo, Tiziano fue unos de los primeros pintores italianos en usar la cochinilla en sus obras posteriores como La Familia Vendramin, otro retrato de una rica familia, que fue analizada por la National Gallery de Londres.