José Sabogal | Varayoc de Chinchero, 1925 | Pinacoteca Municipal Ignacio Merino, Municipalidad Metropolitana de Lima

El indigenismo como vanguardia 

Amauta nació como una revista claramente identificada con el indigenismo, el movimiento cultural y político que cohesionó a los intelectuales peruanos en torno a la vindicación de “lo indio” y produjo una radical redefinición del imaginario nacional. El indigenismo constituyó un horizonte amplio de visiones y proyectos enfrentados, que puso en debate perspectivas divergentes en torno a la vindicación de las poblaciones indígenas y su incorporación a un nuevo paradigma de la cultura nacional. En sus Siete ensayos de interpretación de la realidad peruana, Mariátegui analizó desde una perspectiva marxista el “problema del indio” como un asunto económico y social, como una consecuencia del “problema de la tierra”. Amauta intentó dar voz a los reclamos de la población indígena a través del boletín titulado El Proceso del Gamonalismo. En la plástica, el pintor José Sabogal, quien había propuesto el nombre de la revista y había establecido su identidad gráfica, lideró a un grupo de alumnos de la Escuela Nacional de Bellas Artes en torno a un proyecto indigenista más centrado en la exaltación de la cultura indígena que en la denuncia social. Amauta fue un foro clave para la evolución de ese movimiento y para su puesta en diálogo con otras propuestas de arte de vanguardia relacionadas con la vindicación de la cultura indígena en Perú y América Latina.

Carlos Mérida | Mujeres de Metepec, 1922 | Colección Lance Aaron, San Antonio

El indigenismo como vanguardia | Redes de vanguardia: Amauta y América Latina, 1926-1930