Manuel Maples Arce | Actual - N° 1. Hoja de Vanguardia. Comprimido Estridentista de Manuel Maples Arce, Ciudad de México, diciembre de 1921 | Museo Nacional de Arte, INBAL, Ciudad de México

Imaginar la vanguardia

Al momento de fundarse Amauta, diversos artistas y escritores en América Latina tomaron una postura vanguardista por su filiación al ideal de ruptura. A través de viajes y de la circulación internacional de revistas, participaron en un espacio expandido de debates en torno a las relaciones entre arte y sociedad. No siempre formaron grupos cohesionados, como fue el estridentismo en México, uno de los primeros movimientos de vanguardia en la plástica latinoamericana. Los estridentistas exaltaron los avances de la tecnología y establecieron una equivalencia entre modernización y vanguardia. Por su carácter pionero y por su compromiso político, este movimiento tuvo un impacto decisivo como modelo para las vanguardias en distintos puntos de América Latina.

 

Las vanguardias artísticas y literarias se identificaron con la modernidad y la modernización. Por ello, imágenes del cine, la música moderna, la electricidad y el dinamismo de la ciudad formaron parte central de los temas de la pintura y la escultura alineadas con las vanguardias. El impacto que tuvo el futurismo italiano en América Latina explica en parte la entusiasta adopción de los cambios que traía la vida moderna. Pronto, sin embargo, se incorporaron a esa perspectiva elementos que parecían pertenecer a un universo distinto al de la cultura occidental y que antedecían a la modernidad. El arte de vanguardia en América Latina entró así en un intenso diálogo con diversas formas de afirmación de identidades locales e incluso nacionales, formas tradicionales de vida o estéticas populares. En Argentina, país identificado con una idea cosmopolita, la ciudad se convirtió en el espacio de afirmación de una nueva identidad local; en México, las imágenes de las fábricas convivieron con escenas de mercados indígenas; en Perú, también, los artistas y escritores comprometidos con el cambio estético y social incorporaron asuntos locales a su obra. Las páginas de Amauta dan cuenta de ese tenso diálogo entre tradición y modernidad.

Ramón Alva de la Canal | El Café de Nadie, ca. 1930 | Museo Nacional de Arte, INBAL, SIGROPAM: 15261, Ciudad de México

Las vanguardias en América Latina

  • - 1910

    • La inauguración de las siguientes exposiciones dieron inició a los movimientos modernistas en cada región:

     

    Exposición en la Academia de San Carlos (México)

    Exposición Internacional de Bellas Artes (Chile)

    Exposición Internacional del Centenario de la Independencia (Argentina)

    Exposición Agrícola e Industrial (Colombia)

  • - 1921

    • Surgieron importantes movimientos en América Latina:

     

    Muralismo (México)

    Ultraismo (Argentina)

    Estridentismo (México)

  • - 1922

    • Se inauguró Semana de Arte Moderna  (Brasil)

     

    • Se publicó Trilce de César Vallejo (Perú)

     

    • Se fundaron los movimientos: Diepalismo y Euforismo (Puerto Rico)

  • - 1925

    • Surgió la revista Creacionismo (Chile), de manos de Vicente Huidobro.

  • - 1926

    • En septiembre se publicó el primer número de Amauta.

  • - 1927

    • Oda a Rubén Darío (Nicaragua) consolidó el vanguardismo literario en América Central.

  • - 1928

    • Se publicó el Manifiesto Antropófago  (Brasil) y Válvula  (Venezuela). Ambas publicaciones se oponían a los cánones estéticos europeos y proponían una vanguardia latinoamericana.

Imaginar la vanguardia | Redes de vanguardia: Amauta y América Latina, 1926-1930