Línea del Tiempo

José Juan Teodoro Tablada nació el 1° de abril en la Ciudad de México. Fue el único varón entre cinco hermanas.


Autor no identificado | Jose Juan Tablada, ca. 1925 | Colección Carlos Monsiváis / Museo del Estanquillo

De acuerdo con sus memorias, viajó a Mazatlán con su madre y un tío. Este recuerdo marcó su afinidad con Oriente, pues Tablada dijo haber recorrido entonces el mismo camino que transitaban los comerciantes con las mercancías que llegaban a México en las Naos de China.

A mediados de año ingresó al Colegio Militar como medida correctiva adoptada por su padre a raíz de una escapada nocturna. Se reencontró con Julio Ruelas en esta institución, a quien había conocido el año anterior en el Instituto Científico e Industrial Mexicano de Tacubaya.

Permaneció poco tiempo en el Colegio Militar. En sus horas libres, dibujaba y coleccionaba insectos.

 

Con Julio Ruelas fundó un periódico llamado El Sinapismo, en el que Ruelas dibujaba y Tablada escribía.

Siendo empleado de contabilidad del Ferrocarril Central, El Universal aceptó sus primeros poemas. Rafael Reyes Spíndola, su director, lo invitó a colaborar también con traducciones y artículos.

El 8 de enero publicó en El País el poema "Misa negra", el cual provocó un escándalo entre la burguesía porfiriana e inició el primer debate en torno a la decadencia social de las élites de su época.

 

Publicó sus primeros poemas con temática asiática.

 

Conoció al diplomático español Pedro de Carrère y Lembeye, quien lo introdujo a la apreciación del arte japonés.


José Juan Tablada | “El despertar de la ‘musme’ (Acuarela de ‘Kunisada’)”, Revista Azul, 24 de junio de 1894 | Colección Biblioteca de México

Se editó el primer número de la Revista Moderna, proyecto del cual Tablada fue miembro fundador.

Aparecieron sus primeros textos sobre arte japonés en la Revista Moderna.


José Juan Tablada | “Musa japónica” [ilustración de Julio Ruelas], Revista Moderna, 2a quincena de septiembre de 1900 | Colección Arturo Saucedo

Viajó a Japón gracias al apoyo del millonario Jesús E. Luján, quien financiaba la Revista Moderna desde 1899. El lunes 14 de mayo a las 7:40 pm, Tablada salió de México por la línea Ferrocarril Central rumbo a San Francisco. Se instaló en esta ciudad y desde ahí envió a la Revista Moderna la crónica "Hacia el país del sol: sitios, impresiones, episodios", primera de la serie "En el país del sol", la cual continuó escribiendo en Japón.

 

Su regreso se comprobó con registros microfilmados en el Archivo Nacional de Llegada de Inmigrantes a San Francisco, abordo del America Maru con el boleto del pasajero núm. 21, que zarpó de Yokohama el 5 de diciembre y arribó a San Francisco el 22 de diciembre.


Lista o relación de embarque de inmigrantes extranjeros para el inspector de migración (List or Manifest of Alien Immigrants for the Commissioner of Immigration), 1900. El nombre de José Juan Tablada se encuentra marcado como el pasajero número 21 al final de la lista The National Archives at San Francisco

En enero anunció su regreso a México. Durante este año continuaron apareciendo sus crónicas de la serie "En el país del sol".


José Juan Tablada [ilustración de portada y texto] | “En el país del sol”, Revista Moderna, 1a quincena de septiembre de 1900 | Colección Arturo Saucedo

Construyó su casa en Coyoacán, la cual tuvo un jardín estilo japonés, un tanque lleno de carpas y tortugas, un invernadero de orquídeas, un pabellón japonés e incluso un torii, estructura que divide el espacio sagrado del profano.


Agustín Casasola (1874-1938), Miguel Casasola (1876-1951) | José Juan Tablada en una habitación de su casa estilo japones, ca. 1910 | SINAFO, SECRETARÍA DE CULTURA.-INAH.-MEX, N. 5687

El 2 de mayo la Secretaría de Relaciones Exteriores lo comisionó para que estudiara la organización de archivos europeos. Viajó a París a mediados de octubre y en diciembre Revista de Revistas inició la publicación de sus "Crónicas parisienses".

Regresó de París en febrero. Durante todo el año, sus "Crónicas parisienses" aparecieron en Revista de Revistas y continuaron haciéndolo hasta principios de 1913.

 

En La Nación publicó en diciembre un par de artículos que anunció como adelantos de la novela La Nao de China, la cual había comenzado a pasar en limpio.

En junio adquirió la colección de libros y álbumes japoneses de Pedro de Carrère y Lembeye, a pocos meses de la muerte del coleccionista. Tablada comentó que la colección constaba de más de 212 volúmenes de gran valor, anotados por su propietario.

 

El 13 de octubre fue nombrado director de El Diario Oficial y el 27 de ese mismo mes, profesor de Artes Orientales en la Academia de Bellas Artes.

Publicó Hiroshigué. El pintor de la nieve y de la lluvia, de la noche y de la luna.

 

Por su apoyo a la delegación oficial japonesa, que visitó México en ocasión del Centenario de la Independencia, recibió la Orden del Sagrado Tesoro, cuarta clase, otorgado por el Emperador de Japón, junto a otros mexicanos.


José Juan Tablada | Hiroshigue. El pintor de la nieve y de la lluvia, de la noche y de la luna, 1914 | Colección Biblioteca de México

El 23 de julio se entrevistó con el presidente Venustiano Carranza, gracias al apoyo de Jesús Urueta y José Vasconcelos. Consiguió el perdón del presidente, tras su inclinación política anti-maderista. Carranza lo nombró segundo secretario en la Embajada Mexicana en Bogotá, con la misión de hacer propaganda a favor de su gobierno.

En Bogotá, escribió y dibujó las imágenes de su primer volumen de haikús, Un día... Poemas sintéticos. Meses después, en Nueva York se publicó En el país del sol, volumen que reunió sus crónicas japonesas.


José Juan Tablada | En el país del sol, 1919 | Colección Arturo Saucedo

Bajo el sello Escritores Sindicados, publicó en Nueva York su segundo libro de haikús, El jarro de flores. Disociaciones líricas, con ilustraciones de Adolfo Best Maugard.

 

Su ensayo "La función social del arte" fue publicado como prólogo al Método de dibujo de Adolfo Best Maugard.


Autor no identificado | José Juan Tablada en la puerta de su librería en Nueva York, ca. 1920 | Colección Archivo Gráfico José Juan Tablada, Biblioteca Rubén Bonifaz Nuno. Instituto de Investigaciones Filológicas, UNAM

En el verano, el escritor se instaló con su esposa en la Colonia del Valle de la Ciudad de México, pero, en busca de menos altura y más tranquilidad, decidió mudarse a Cuernavaca, donde también construyó una casa ambientada al estilo japonés.

 

Inició su columna "México de día y de noche" en el periódico Excélsior.


Autor no identificado | José Juan Tablada en el jardín de su casa en Cuernavaca, 1938 | Colección Archivo Gráfico José Juan Tablada, Biblioteca Rubén Bonifaz Nuno. Instituto de Investigaciones Filológicas, UNAM

Salió a la luz el primer volumen de memorias de Tablada, La feria de la vida.

 

En abril organizó, con Gabriel Fernández Ledesma, la Exposición de Estampas de Hiroshigue, en la Galería de Exposiciones del Palacio de Bellas Artes.


Agustín Casasola y Miguel Casasola | Exposición Estampas de Hiroshigue creada por José Juan Tablada y Gabriel Fernández Ledesma en el Palacio de Bellas Artes, 1937 | SINAFO, SECRETARÍA DE CULTURA.-INAH.-MEX, N. 172792

Su estado de salud empeoró y Tablada fue diagnosticado con asma. Posteriormente decidió abandonar Cuernavaca por el desorden, el ruido, la inseguridad y la altura.

Regresó definitivamente a Nueva York, donde recibió el nombramiento de Tercer Secretario del Servicio Exterior adscrito al consulado.

 

Murió en su casa el 2 de agosto a causa de un infarto.

 

A iniciativa de su viuda, el Gobierno mexicano trasladó sus restos al Cementerio de San Miguel, de la capital mexicana. En 1946 fueron trasladados a la Rotonda de las Personas Ilustres, en el Panteón de Dolores.

 

Pasajero 21. El Japón de Tablada