Autor no identificado | Amedeo Modigliani, ca. 1917 | Colección particular

___

Amedeo Modigliani

(1884 – 1920)

Nació el 12 de julio de 1884 en Livorno, Italia. Fue el cuarto y último hijo de una familia de judíos sefardíes. A los 14 años, recuperado de la fiebre tifoidea, Modigliani decidió convertirse en artista y entró en la Escuela de Bellas Artes de Livorno. Siguió las enseñanzas de Guglielmo Micheli, un pintor impresionista italiano. En 1898, Amedeo realizó sus primeras pinturas.

En septiembre de 1900, a la edad de 16 años, volvió a enfermar gravemente: padeció pleuresía complicada por tuberculosis. Viajó con su madre a Nápoles, Capri, Amalfi, Roma, Florencia y Venecia. Pasó el invierno de 1902 en Roma, donde realizó copias en museos. En Florencia se matriculó en la escuela libre de desnudo y dio sus primeros pasos como escultor en Pietrasanta, cerca de Carrara. Ese año conoció a Manuel Ortiz de Zárate, un artista chileno que le habló mucho sobre París, y especialmente de Montmartre.

En 1906, con 22 años y una sólida formación en arte académico, Modigliani viajó a París. Se registró en la academia Colarossi, en la calle de la Grande Chaumière, y se instaló en Montmartre. Ahí conoció a Picasso, Derain, Apollinaire, Diego Rivera, Max Jacob y Jacques Lipchitz.

“Modi”, como lo llamaron sus amigos, fue uno de los pintores más representativos del ambiente bohemio de la época. Frecuentemente pagaba sus alimentos y bebidas alcohólicas con obras, y buscó obtener el reconocimiento artístico más que el monetario.

En 1908, Modigliani exhibió seis pinturas en el Salón de los Independientes. En septiembre de 1909, después de una estancia en Livorno, se instaló definitivamente en Montparnasse. En este periodo se dedicó a la escultura –arte por el cual tenía preferencia–, y mantuvo amistad con el escultor rumano Constantin Brancusi, quien lo influyó en su técnica y estética. Se inspiró en las máscaras de arte africano que conoció en el Museo de Etnografía del Trocadero para realizar sus pinturas y esculturas de cabezas alargadas y ojos almendrados. El polvo generado por la talla de piedra afectaba los delicados pulmones de Modigliani, por lo que se vio obligado a abandonar la escultura.

En 1916 conoció al marchante Léopold Zborowski y a Jonas Netter, quien fuera su mecenas hasta su muerte. El 3 de diciembre de 1917, Zborowski organizó la primera exposición individual de Modigliani en la galería de Berthe Weill, misma que fue censurada por la policía a pocas horas de su apertura por haber pinturas de desnudos. Ese mismo año, Modigliani inició una relación amorosa con la también pintora Jeanne Hébuterne, con quien procrearía a su única hija.

En 1918, tras decaer su salud, Modigliani se refugió en la Costa Azul, donde pintó los pocos paisajes que se conocen en su obra. Retornó a París en 1919 y continuó su famosa serie de desnudos. Su salud empeoró en el invierno y el 24 de enero de 1920 murió a los 35 años a causa de una meningitis tuberculosa. Al alba del 26 de enero, Jeanne Hébuterne se suicidó. Estaba embarazada por segunda ocasión.

Modigliani fue enterrado el 27 de enero en el cementerio de Père-Lachaise. El cortejo fúnebre, formado por la comunidad artística y encabezado por Picasso, acompañó su cuerpo a través de las calles de París.

Amedeo Modigliani | Biografía | El París de Modigliani y sus Contemporáneos

No puedes copiar el contenido de esta pagina