SECCIONES DE LA MUESTRA

Formas musicales

Fotos de sala

En distintos momentos de la historia y en diversas culturas de todo el mundo, ciertos artistas o grupos de artistas han explorado el potencial de las artes visuales para expresar los tonos y ritmos. Esta sección explora representaciones abstractas de los sonidos, emociones y miradas diversas sobre la música.

El estado de ánimo en la música y la pintura: Ragamala y abstracción

Ragamala es un género de pintura en la India que se desprendió de una tradición musical basada en la improvisación, de modo que cada pintura pretende evocar tonos musicales y estado de ánimo que se manifestan en diferentes horas del día. En el arte moderno muchas pinturas se pueden entender como una respuesta emocional del artista ante la música que estaba escuchando mientras pintaba.

Ritmos visuales

A partir de la abstracción, la pintura moderna encontró un amplio campo de exploración, se liberó de lo figurativo y se volcó a experimentar con la forma, el color y las dimensiones de la tela. Los lenguajes, tanto el plástico como el musical encuentran coincidencias, las composiciones se equiparan a la creación de armonías, al tiempo que se reinterpretan los conceptos de melodía y ritmo.

Por otra parte, el fenómeno neurológico de la sinestesia, en el que la estimulación de un sentido provoca la respuesta de otro, ha sido aprovechado por varios artistas del siglo XX, quienes a través del uso del color, las formas y los patrones en obras visuales evocan ritmos y sonidos de la música.

Arte conceptual

Hacia la década de los setenta del siglo veinte los artistas se concentraron en los elementos básicos. El minimalismo trabajó con ritmos a partir de formas y colores elementales que plantearon la idea de la ausencia como otra forma de representación; el vacío y el silencio se volvieron también elementos compositivos. De ahí que la composición musical de John Cage, 4’33”, en la que el intérprete ha de guardar silencio y no tocar su instrumento en este lapso de tiempo, sea un referente para el arte conceptual.

Rock y contracultura

Si hubo un momento que marca un antes y un después dentro de la cultura popular contemporánea fue en 1968, y tiene al rock como la banda sonora que atestigüó cambios importantes en la sociedad. Esta revolución dio origen a un extraordinario género en el arte: el cartel de rock. Las llamativas combinaciones de color y forma emulaban los sorprendentes sonidos de la música y las experiencias provocadas por los alucinógenos que inspiraron el movimiento psicodélico.

La música en el Palacio de Bellas Artes

Inaugurado en 1934, el Palacio ideado por Adamo Boari ha promovido a lo largo de ocho décadas todas las bellas artes, empezando por la arquitectura, así como la música, la danza, la ópera, el teatro, la escultura y la pintura.

En este espacio de la muestra se pueden apreciar los elementos más sobresalientes del recinto relacionados con la música, retratados y develados por el fotógrafo estadounidense Mark Mogilner. El artista ha captado la fachada, mascarones, esculturas, vitrales, cúpula y mosaicos, hasta la textura de sus columnas, entre otros aspectos íntimos del Palacio, del cual ha dicho: "Es un cosmos repleto de elementos; esta enorme estructura blanca, monumental y compleja que no se deja ver o analizar a primera instancia, nos pide detenernos para observarla con detalle, disponer de tiempo, paciencia, voluntad de ver y suspendernos en el momento". Imágenes de la música congelada.

Dirección

Museo del Palacio de Bellas Artes

Eje central Lázaro Cárdenas esquina con avenida Juárez s/n

Teléfono: +52(55)10 00 46 22 ext. 2132/2112
+52(55)12 66 54 ext.6341

Correo Electrónico

mpba.informes@inba.gob.mx

Horario

Martes a domingo 10:00 a 18:00H

Costo general

$60.00 pesos

Descuentos

Estudiantes, maestros, INAPAM, empleados de CONACULTA e INBA

(Todos con credencial vigente) Entrada libre

Domingos entrada libre

VISITAS GUIADAS

13:00 y 16:00 H

*Sujetas a disponibilidad de sala

TIENDA DEL MUSEO

Ubicada en primer piso