Robert Delaunay

Rhythm 3, 1954

40.6 x 31.8cm
The San Diego Museum of Art

Con un gran sentido dinámico las líneas y los colores otorgan ritmo y movimiento a las obras de Kupka y Delaunay. Ambos artistas experimentaron un tipo de sinestesia música-color, es decir, colores evocados al escuchar una determinada nota, tono o secuencia musical.
Kupka, pintor nacido en la otrora Checoeslovaquia, creía que los colores y las formas abstractas poseían una fuerza espiritual, lo cual lo emparenta con los postulados de Kandinsky.
Por su parte, el francés Delaunay, convencido de que los colores armoniosos sugerían movimientos lentos y los colores discordantes evocan velocidad, consiguió en sus pinturas abstractas geométricas el efecto de actividad yuxtaponiendo diferentes tonos.