Museo del Palacio de Bellas Artes | MICROCOSMOS





EXPOSICIONES TEMPORALES

SECCIÓN INFANTIL
PUBLICACIONES
AMIGOS MPBA

MICROCOSMOS


A inicios de la década de los veinte, Kandinsky recibió una invitación para trabajar en la Bauhaus, escuela fundada en 1919. Con la autorización del gobierno ruso, se trasladó a la escuela alemana para impartir un cuso introductorio, un taller de pintura mural y dos cursos teóricos avanzados: Dibujo analítico y Análisis del color. Durante este periodo, escribió una serie de artículos teóricos y didácticos como fundamento del arte abstracto. Uno de ellos, Punto y línea sobre el plano, publicado en 1926, se convirtió en la base para sus labores artísticas, científicas y pedagógicas.


El trabajo de Kandinsky en este periodo dio continuidad a los postulados de la teosofía, y a partir de ello recurrió al tema de espacio exterior como el orden absoluto del universo; creó una abstracción geométrica basada en un nuevo lenguaje pictórico predominantemente formal. Además, realizaba la yuxtaposición de figuras como trapecios, triángulos, tableros de ajedrez de muchos colores y círculos que provocaron el desarrollo del tema de la tensión y la armonía pictórica en sus composiciones, las cuales se distinguen por su equilibrio calibrado o la "frialdad" armoniosa, como afirmó el propio artista.


AUTOUR DU CERCLE

(ALREDEDOR DEL CÍRCULO)

1941

ÓLEO Y ESMALTE SOBRE TELA

96.8 X 146 CM

111.76 X 160.65 X 6.66 CM

THE SOLOMON R. GUGGENHEIM MUSEUM

VER MÁS

La ultima etapa pictórica de Kandinsky se caracterizó por una paleta de colores más clara, el uso de colores pastel y la inclusión de formas orgánicas. Durante dicho periodo, Kandinsky realizó sus pinturas en su estudio que se encontraba en su hogar y se separó de las formas geométricas que realizó en la Bauhaus.

En Francia, el cubismo y el surrealismo eran los principales movimientos artísticos, a expensas de esto, Kandinsky continuó con sus formas abstractas y mantuvo su estilo. Ya en París pintó formas inspiradas en la biología, creando aquellas que simulaban embriones, larvas, organismos invertebrados y seres microscópicos.

Sus piezas biomorficas reafirmaron su fascinación con las ciencias biológicas como la embriología, zoología y la botánica. Kandinsky tenía diferentes libros de ciencia y enciclopedias en los que se basó, no sólo para hacer sus cuadros, sino para las descripciones de organismos microscópicos de su obra, ejemplo de esto fue su pieza Alrededor del círculo (Autour du cercle), que realizó entre mayo y agosto, y en la que combinó tanto las formas tomadas de sus libros de ciencia, las formas geométricas de años anteriores –líneas y colores vívidos-, y la libre interpretación del espectador.

MOVEMENT O MOVEMENT I

(MOVIMIENTO O MOVIMIENTO I)

1935

ÓLEO SOBRE TELA

117 X 89.8 CM

THE STATE TRETYAKOV GALLERY

VER MÁS

A partir de 1933, Kandinsky, que aún residía en Alemania, empezó a abandonar la abastracción geométrica para explorar una pintura con elementos más orgánicos. Aunque esta tendencia se impuso en París, tras el contacto que tuvo con los surrealistas, sus indicios aparecen ya en Amarillo, rojo, azul, de 1925, donde aparece un gran arabesco y tres sombras de aspecto biomórfico.

Movimiento I, realizada en 1935, responde a este periodo de transición vital del pintor, tras su renuncia a la nacionalidad alemana y adopción de la francesa. La adaptación a este nuevo ambiente también fue de gran influencia para su pintura.

Tras su llegada a la capital francesa en 1933, Kandinsky pintó durante el año siguiente muchas acuarelas, ya que su precio era mucho más accesible para los compradores. En estas piezas, los fondos negros eran más habituales que en los lienzos. Por esta razón, la obra es singular entre los óleos que el artista produjo ese año, tanto por el color del fondo como por la sucesión de elementos representados.

Seis masas de diferentes tamaños, de aspecto circular y de colores brillantes, flotan sobre este cielo nocturno y se dirigen hacia el centro de la obra, acompañadas de otros círculos menores, formas serpenteantes, figuras geométricas, puntos coloreados y otros elementos decorativos. El color negro del fondo acentúa el efecto gravitatorio hacia el centro del lienzo. El choque de las masas cromáticas ofrece un aspecto onírico y festivo, gracias a la intensidad de los colores.

A la muerte del artista, acaecida en 1944, esta pieza acompañó la cabecera del féretro junto con la obra Acorde Recíproco.

FOUR PARTS (CUATRO PARTES)

1932

GOUACHE SOBRE PAPEL MONTADO

SOBRE MASONITE

39.1 X 30.5 CM.

METROPOLITAN MUSEUM OF ART, NEW YORK