FIN DEL ANTIGUO RÉGIMEN

A lo largo del siglo XVIII se fundaron en España industrias de objetos suntuarios protegidos y financiados por Ia Corona con el objetivo de decorar los Palacios reales sin tener que recurrir a costosas importaciones. En 1727, el IX Conde de Aranda creó una fábrica de loza fina en Alcora, Valencia, que produjo piezas exquisitas con un estilo inspirado en las artes decorativas francesas. En ese momento, el vidriero catalán Ventura Sit fundó la Real Fábrica de Vidrio de la Granja de San Ildefonso, cerca del Palacio recién edificado por Felipe v. En 1759, cuando Carlos III se trasladó a Madrid desde Nápoles al heredar la Corona, llevó consigo su fábrica de porcelana de Capodimonte, creando así la Real Fábrica de Porcelana del Buen Retiro. La invasión napoleónica, las independencias americanas y la muerte del Rey Fernando vii en 1833 dieron fin al Antiguo Régimen en España, dando lugar al reformismo ilustrado de inspiración europea y a los planes de modernización española. Sin embargo, también surgieron reacciones castizas españolas como el “majismo”, representado por Goya. En 1906, Huntington adquirió La duquesa de Alba de Goya, que se ha convertido hoy en el ícono de su colección.

MANUEL LAPEÑA, 1799 Francisco de Goya y Lucientes, 1746-1828 Óleo sobre lienzo

Manuel Lapeña Ruiz del Sotillo fue un aristócrata y militar, miembro del poderoso círculo social e intelectual formado en torno a los duques de Osuna, quienes eran mecenas de Goya. Este retrato fue probablemente un encargo de la duquesa para la galería de su palacio de la Alameda de Osuna. Lapeña aparece con un uniforme que parece ser el de comandante de batallón de la Guardia Real. Tiene a sus espaldas los cuarteles de las Reales Guardias de Infantería Walonas y Españolas. La conexión con los Osuna hace impensable que Goya hubiera pretendido satirizar al favorito de la duquesa. La personalidad indecisa de Lapeña se expresa con cautela recelosa en la mirada de soslayo y la postura incómoda, con el peso hacia delante.

LA DUQUESA DE ALBA, CA. 1796-1797 Francisco de Goya y Lucientes, 1746-1828 Óleo sobre lienzo

La duquesa de Alba era una de las figuras más llamativas en la corte española de los últimos años del siglo xviii. Goya pasó unos meses en su finca de Sanlúcar de Barrameda, cuando ella tenía treinta y cinco años y acababa de enviudar. En su retrato aparece con el traje negro de maja inspirado en modelos populares. Si bien se desconoce cuál fue la relación que hubo entre el artista y su modelo, puede apreciarse en los anillos los nombres “Alba” y “Goya,”, a la vez que la frase “Solo Goya” puede leerse grabado en la arena a los pies de la duquesa. El retrato tuvo una gran significación personal para el artista, que lo conservaba en su taller inclusive después de la muerte de la duquesa.

29 de junio - 23 de septiembre

Av. Juárez, Centro Histórico Ciudad de México, CDMX. 06050

MUSEO
Martes a Domingo 10:00 hrs a 18:00 hrs

TAQUILLA
Martes a domingo 10:00 hrs a 17:45 hrs

+52(55)10 00 46 22 ext.2132/2112

mpba.informes@inba.gob.mx

TARIFAS
$65.00 pesos

Pago por derecho al uso de cámaras fotográficas o equipos de video a exposición $30 pesos

DESCUENTOS
Estudiantes, maestros, INAPAM, empleados de la Secretaría de Cultura e INBA (Todos con credencial vigente) Entrada libre

Domingos entrada libre

VISITAS GUIADAS
14:00 y 16:00 H
*Sujetas a disponibilidad de sala

TIENDA DEL MUSEO
Ubicada en el primer piso