Yakov Chérnijov

El ritmo es más antiguo que la imagen, tanto en la conciencia como en el arte

Chérnijov, 1933

1. Primeros años

Yakov Chérnijov nació en Pavlograd (en la actual Ucrania), el menor de una familia de once hermanos. Para costearse sus estudios en el liceo artístico de Odesa, Chérnijov trabajó como estibador en los muelles de la ciudad, obrero en una fábrica de cartón y asistente en los trabajos de diseño y construcción de la Muestra industrial de Odesa, donde, al fin, tuvo la oportunidad de encausar su habilidad para la construcción y el dibujo. En 1916, se enroló en la Academia de Artes de San Petersburgo en el programa de pintura que finalmente abandonó para cursar la carrera de arquitectura. Después de los años de la revolución, continuó como miembro del Ejército rojo donde logró poner en práctica su vocación pedagógica y talento artístico enseñando dibujo en San Petersburgo.

2. Madurez

Su interés por la enseñanza, lo llevó a publicar en 1927 El arte de la representación gráfica, suerte de manual en donde el autor privilegia la imaginación como método de descubrimiento artístico: “si podemos transmitir nuestras ideas mediante imágenes, sin apelar a lo que es correcto, y si esas imágenes reflejan nuestra imaginación, entonces tendremos la conciencia tranquila”. A la par de la publicación fundó un laboratorio de creación gráfica en Leningrado y se adhirió a las teorías constructivistas y suprematistas como estímulos para la creatividad. A El arte… seguirán las publicaciones Fundamentos de arquitectura moderna (1930) Construcción de máquinas arquitectónicas (1931) y Fantasías arquitectónicas (1933). Una reseña de la época condenaba sus proyectos como fantasías irrealizables y afirmaba que los libros de Chérnijov: “están atestados de experimentos suprematistas y expresionistas insípidos y fuera de moda”.

De aquella época datan sus exploraciones técnicas y creativas plasmadas en distintas series gráficas como Cuentos de hadas arquitectónicos (1927-1935); Romanticismo arquitectónico (1931-1944) Y Ciudades antiguas (1933-1941). Sobre esta última, Chérnijov puntualizó: “me he sumergido en el mundo secreto del pensamiento y la fantasía y he visto tesoros nunca vistos…”.

3. Muerte y legado

Chérnijov será blanco de nuevas críticas desde la revista oficialista Soviestkaya Arkhitektura donde fue tachado de arquitecto ‘peligroso’. Aunque tuvo ocasión de defender sus métodos pedagógicos, Chérnijov debió adaptarse a la nueva retórica soviética para sobrevivir en las aulas, aunque, en privado, continuó dedicado a diversos proyectos personales. En 1937 fue nombrado profesor de geometría en el Instituto de Ingeniería y Estudios Económicos de Moscú. Durante sus últimos años, realizó diversos proyectos de arquitectura industrial, que incluyeron complejos habitacionales, escuelas, e industrias, de los cuales sobreviven unos sesenta en la época actual, el más notable de ellos la torre Krasny Gvozdilshchik de la fábrica de vidrio de San Petersburgo. Murió en la ciudad de Moscú el 9 de mayo de 1951.

Citas de: Yakov Chernikhov: Architectural Fantasies in Russian Constructivism, Khmelnitsky D. (ed), Berlín, DOM, 2013.