Vasili Kandinski

La salvación que el arte le puede proporcionar al hombre es de orden espiritual. No se necesita pintar vírgenes para ser un pintor religioso.

Kandinski, 1912

1. Primeros años

Vasili Kandinski nació el 16 de Diciembre de 1886 en Moscú. Después de graduarse de la Facultad de leyes de Moscú en 1892, renunció a una carrera promisoria como docente para enrolarse en la Academia de Artes de Munich. En aquella ciudad alemana, fundó distintos grupos artísticos entre ellos Falange (1901), La Agrupación de Nuevos Artistas (Neue Kunstlervereinigung, 1909) y El jinete azul (1911-1914). Por la misma época, entró en contacto con el medio artístico de Moscú y San Petersburgo, en donde expuso en las muestras del grupo Sota de diamantes (1910-1912); además escribió regularmente para las revistas El mundo del arte y Apollon, ambas publicadas en la entonces capital rusa.

En 1912 publicó Sobre lo espiritual en el arte, escrito fundacional para el abstraccionismo en el que desarrolló un concepto clave en la conformación de las vanguardias rusas: la reconversión de la figura del artista en una suerte de místico, líder de la revolución espiritual por la que debía atravesar la sociedad de su tiempo. De esta época datan sus primeras telas abstractas conocidas como Improvisaciones y Composiciones.

2. Madurez

Durante la primera guerra mundial, Kandinski tuvo que volver a Moscú. Allí, ocupó el cargo de director de la comisión de adquisiciones de los museos del Estado regidos por el Ministerio de Instrucción a cargo de Lunacharski. En el cargo, fue responsable de un ambicioso programa de reformas educativas y administrativas de los institutos de enseñanza artística que habría de poner en práctica como docente de los talleres libres SVOMAS, y más tarde en los VKhUTEMAS. Desde un principio los métodos pedagógicos de Kandinski basados en su concepción espiritualista del arte, entrarían en tensión con la visión del grupo de constructivistas y productivistas liderados por Ródchenko y Stepánova. Debido a estas tensiones, Kandinski decidió abandonar Rusia en 1921.

Luego de una invitación de su fundador Walter Gropius, Kandinski enseñó diversas materias en la Bauhaus, donde también habría de publicar Punto y línea sobre el plano (1926) cuyos objetivos eran: “encontrar lo vivo, volver perceptible su pulsación y establecer las leyes de la vida”. De este periodo destacan Amarillo, rojo y azul (1925) y la serie de variaciones geométricas Pequeños mundos.

3. Muerte y legado

En 1932, El año en que la Bauhaus fue acosada y finalmente clausurada por el Partido Nacional Socialista, Kandiski se mudó a Neuilly-sur-Seine donde murió el año de 1944. Sus últimas obras fueron definidas por el propio artista como “cuentos de hadas”. Complejo-simple (1939) y Cielo azul (1940) son dos ejemplos representativos de ello.

Citas de: Are We Ready to Memorialize Kandinski?, Peg Weiss (ed.),
Art Journal, vol. 43, núm. 1, primavera, 1983.