Varvara Stepánova

Transformada en experiencia y conocimiento científico, una pintura representa la fórmula necesaria para una nueva forma de vida.

Stepanova, 1919

1. Primeros años

Varvara Stepánova nació en Kovno, la actual Kaunas, en Lituania, en 1894. En 1911, mientras estudiaba en la Escuela de Artes de Kazán conoció a A. Ródchenko con quien habría de establecerse definitivamente en Moscú a partir de 1916. En esta ciudad, durante los años de la revolución, participó en la 5ª Exposición Estatal auspiciada por el IZO donde habría de trabajar dentro de la sección de artes visuales. En 1919, formó parte de la 10ª Exposición Estatal: Arte no objetivo y suprematismo para la cual elaboró un cartel promocional con la leyenda: “camaradas, traigan sus martillos para forjar la nueva palabra”. A partir de ese momento defendió los principios constructivistas bajo la premisa de “un método analítico en el arte que destruye el valor sagrado del trabajo como objeto único; la perspectiva formal se opone a la espiritualidad y la ideología, de modo que la obra se transforma en un experimento, una suerte de laboratorio”.

Stepánova también incursionó en el diseño de vestuario y escenográfico para la producción La muerte de Tarelkin de Vsévolod Meyerhold (1922), en donde la simpleza de las formas y la economía de medios predominan en la puesta en escena. Su experiencia en el diseño, habría de continuar a partir de 1924 en su trabajo para la Primera Fábrica Estatal de Textiles junto a Liubov Popova, creando alrededor de 150 diseños, la mayoría de ellos de estampados bicromáticos y geométricos (Blusa y Falda, 1920).

2. Madurez

En 1917, comenzó una serie de obras experimentales, a medio camino entre la poesía y las artes gráficas, a las que designó con el nombre de “poesía no objetiva” y en las que buscaba: “unir el movimiento de la pintura no objetiva con el sonido y letra mediante una percepción pictórica que llene de vida al sonido de la poesía, previamente moribundo y monótono”. Bajo esa misma línea creativa, produjo collages e ilustró publicaciones, entre ellos su obra maestra Gaust Chaba (1918) y Gly-Gly del poeta futurista Alexéi Kruchiónij.

De 1923 a 1928, Stepánova colaboró en la revista LEF con collages y diversos artículos en torno al arte; participó también de las revistas Kino-fot y URSS en construcción.

3. Muerte y legado

A pesar de verse marcada por el constructivismo, enemigo del régimen estalinista, Stepánova logró trabajar para la industria editorial del Estado hasta los últimos años de su vida. A partir de 1945, desarrolló algunos posters monográficos junto a Ródchenko; asimismo trabajó en varios catálogos por encargo del Museo Vladimir Lenin. Murió el 20 de mayo de 1958, apenas un año y medio después de la muerte de Rodchenko.

Citas de: Rodchenko-Stepanova, The future is our only goal, Munich, Presnel, 1991.