Gustav Klutsis

Mediante la distribución y la selección enfática de fotos de distintos tamaños, se puede forzar a la fotografía, al slogan y a los colores
a que sirvan al propósito de la lucha de clases, forzarla a que cuente una historia, a que incite, a que explique.

Klutsis, 1931

1. Primeros años

Gustav Klutsis nació en Ruijenia, en la actual Letonia. Empezó su educación formal en la Academia de Bellas Artes de Riga. Como soldado del ejército imperial, participó en la revuelta que provocó la abdicación del zar Nicolás II en Moscú. Llegado a esta ciudad, formó parte de la planta estudiantil –y a la postre docente– de los VKhUTEMAS. En la Escuela de Artes de Vitebsk conoció a Malévich; bajo su influjo habría de ser uno de los primeros artistas rusos en combinar los elementos geométricos abstractos del suprematismo con fragmentos fotográficos manipulados para elaborar sus primeros collages. Más tarde, se adhirió al grupo Octubre junto a los hermanos Vesnin, Alexéi Gan, Serguéi Eisenstein y Diego Rivera.

2. Madurez

Klutisis buscó diferenciarse de otros artistas que utilizaron el fotomontaje en Rusia como Ródchenko o Lissitski, apelando exclusivamente al potencial propagandístico de la fotografía política al servicio de los ideales de la revolución. En el ensayo El fotomontaje como un nuevo arte de agitación (1913) dividió la historia del fotomontaje en dos partes: “la primera, originada en los Estados Unidos y difundida entre dadaístas y expresionistas; la segunda, desarrollada en suelo soviético, se ha ganado el derecho de considerarse un nuevo arte para las masas, el arte de la consolidación socialista”.

El fotomontaje político de Klutsis, alcanzó su punto más productivo entre 1928 a 1932; ejemplos de él son Obreros y obreras, todos deben votar para la reelección de los soviets,El desarrollo del transporte es una tarea prioritaria para el cumplimiento del Plan Quinquenal, (1929) y Todo Moscú construyendo el Metro, (1934).

De esta época datan sus maquetas y bocetos para diversas maquinarias propagandísticas, como los célebres quioscos integrados por altoparlantes y carteles para celebrar el quinto aniversario de la Revolución de Octubre.

3. Muerte y legado

En 1935, Klutsis, comenzó a escribir El Derecho a un experimento, ensayo en el que, frente a la radicalización de las políticas culturales del régimen de Stalin, defendía el derecho de los artistas “a explorar” nuevas vías para la creación artística. Y aunque tanto Klutsis como su esposa, la también artista Valentina Kuláguina, nunca dejaron de diseñar carteles propagandísticos para el Estado, en 1938, mientras él se preparaba para viajar a la Feria Mundial de Nueva York, fue arrestado en Moscú. Tras ser acusado y condenado, fue ejecutado el 26 de febrero de 1938.

Citas de: Gough, Maria, “Back in the USSR: John Heartfield, Gustavs Klutsis, and the Medium of Soviet Propaganda” New German Critique, núm. 107, (verano, 2009), pp. 133-183.