Menú
Síguenos

Núcleo 8

Tras la fotografía

A partir de los años setenta, Cartier-Bresson, ya sexagenario, dejó paulatinamente de responder a los encargos de reportajes, es decir, de fotografiar en un marco obligado. Considerando que Magnum se alejaba cada día de su espíritu fundacional, se retiró de los negocios de la agencia. Su fama internacional no dejó de crecer, hasta convertirse en una leyenda viva. En Francia encarnó, casi por sí solo, el reconocimiento institucional a la fotografía, lo que evidentemente no le hizo feliz. Invirtió mucho tiempo en supervisar la organización de sus archivos, la venta de sus copias y la realización de libros o exposiciones. Aunque oficialmente ya no fotografiaba, conservaba sin embargo su Leica a mano y tomaba en ocasiones imágenes más contemplativas. Pero, sobre todo, es asiduo de los museos, las exposiciones, y dedica lo mejor de su tiempo al dibujo.

 

Obras del Núcleo


Martine Franck
Henri Cartier Bresson, París, Francia, 1992


Plata sobre gelatina, copia de época
24 x 30 cm
Colección Fondation Henri Cartier-Bresson, París

 

Obras del Núcleo


Monte Aso, Japón, 1965


Plata sobre gelatina, copia de finales de los años setenta
23.9 x 35.8 cm
Colección Fondation Henri Cartier-Bresson, París

 
Fotografías de la sala
 
 
Fotografías de la sala
 
 

Ubicación del Núcleo

Sala Diego Rivera

Primer Piso

Descarga