Menú
Síguenos

Núcleo 5

El cine y la guerra

Cartier-Bresson decía del cine que le había «enseñado a ver». En su viaje a México, en 1934, se empieza a manifestar en él el deseo de dirigir películas. El cine le interesa en el contexto de su propio compromiso militante, ya que se dirige a una mayor audiencia que la fotografía y permite, mediante su estructura narrativa, transmitir mejor el mensaje. En 1935, en los Estados Unidos, aprende los fundamentos de la cámara de cine en el seno de una cooperativa de documentalistas que inspirados por las ideas tanto políticas como estéticas de los soviéticos, se congregan en torno al fotógrafo Paul Strand bajo la denominación de «Nykino», contracción de las iniciales de Nueva York y de la palabra cine en ruso, con ellos, dirige su primer cortometraje. A su vuelta a París, en 1936, después de haber intentado sin éxito que los directores Georg Wilhelm Pabst y Luis Buñuel, le contratasen como ayudante, inicia una colaboración con el director francés Jean Renoir, la cual se prolongará hasta la guerra.

 

Obras del Núcleo


Anónimo
Henri Cartier-Bresson durante el rodaje de Jean Renoir, La Regle di jeu, 1939


Plata sobre gelatina, tiraje de la epoca
Colección Fondation Henri Cartier-Bresson, París

 

Obras del Núcleo


Repatriación de los heridos, Londres, Ingleterra, 1945


Plata sobre gelatina, copia de los años sesenta
20.2 x 29.7cm
Colección Fondation Henri Cartier-Bresson, París

 
Fotografías de la sala
 
 
Fotografías de la sala
 
 

Ubicación del Núcleo

Sala Nacional

Primer Piso

Descarga

 
“Un fotógrafo no tiene que correr sino caminar, infatigablemente: entonces podrá captar lo que le ofrecen las aceras, la esquina de la calle, la vida”
 
- Henri Cartier-Bresson
 
 
Henri Cartier-Bresson; Ver es un todo; entrevistas y conversaciones 1951-1998,
Edición, Cheroux, Clement, Jones, Julie, Barcelona, ed. Gustavo Gili, 2014.